En Bogotá, cayeron ‘Los Tinteros’, dedicados al robo de carros usando escopolamina

Foto: Captura de pantalla.
Miércoles, Septiembre 13, 2017 - 14:50

Dos mujeres y dos hombres eran quienes integraban la peligrosa estructura de ‘Los Tinteros’, que se habían dedicado al hurto de vehículos, utilizando como fachada, el supuesto interés de adquirir los automotores que eran ofrecidos en diferentes páginas de internet.

 

Es así como seleccionaban y contactaban a sus víctimas, a quienes convencían para que acordaran una cita y de esta manera pudieran ver el vehículo que supuestamente les interesaba para la compra.

Cuando lograban el encuentro, mostraban cierto interés en hacer el negocio y posteriormente convencían a la víctima para que dieran una vuelta en el vehículo.

En el trayecto le ofrecían alguna bebida, principalmente tinto, ingeniándoselas para mezclarle sustancias sedantes o la conocida escopolamina, con las que adormecían al ciudadano para luego llevarlo a las afueras de la ciudad donde lo abandonaban y se le hurtaban el automotor.

Son nueve denuncias las que ha podido recopilar la SIJIN de la Policía Metropolitana de Bogotá en contra de ‘Los Tinteros’. Sin embargo, se presume que los casos en los que estarían involucrados serían más, por lo que el llamado es a los ciudadanos que los puedan reconocer para que se acerquen ante las autoridades competentes.

En la audiencia, gracias a las pruebas que presentaron los investigadores, un juez los cobijó con medida de aseguramiento por los delitos de hurto calificado y agravado y por concierto para delinquir.

La Policía Metropolitana de Bogotá recomienda a los ciudadanos tener precaución con la información personal que se publica en las redes sociales. Así mismo, para que eviten hacer negocios sin antes verificar a las personas que manifiestan su interés por la compra de los productos que se ofrecen y para que estos se hagan a través de plataformas y empresas reconocidas.

Además, es importante que por ningún motivo reciban alimentos o bebidas de personas extrañas, que puedan aprovecharse de la situación para suministrar sustancias dañinas, sin importa el grado de confianza que demuestre.

 

Sección: