Fruto sin vida: detalle atroz tras mujer y su bebé de 2 años muertas entre latas en Bogotá

Viernes, Marzo 15, 2019 - 08:12

Al final no fueron tres, sino cuatro las personas muertas tras el accidente registrado el pasado jueves sobre la 1:30 de la madrugada, en el semáforo ubicado en el senito oriente – occidente, en la esquina de la carrera 27 con calle 6, en la ciudad de Bogotá.

La investigación de los hechos ha permitido corroborar que Leidy Vanesa Huertas, de 24 años, como se pensó desde un principio, esperaba un bebé que tenía cuatro meses de gestación. Cabe recordar que la joven murió sobre las 3:30 de la madrugada, luego de ser trasladada al Hospital San José, en el centro de la ciudad.

Además, se constató que la enigmática mujer que, presuntamente, había sido doblemente arrollada en el accidente, también iba en aquel vehículo y no era una habitante de calle. Se trataba de Carmen Rosa Rodríguez de 67 años, también parte de la familia de Leidy, y quien la acompañaba a ella y a su pequeña hija, Sara Michelle Mejía de 2 años, a una urgencia que había surgido la noche anterior.

Tal y como comentaron allegados a las mujeres, la pequeña Sara Michelle había mostrado graves síntomas de enfermedad la noche del miércoles anterior al accidente, lo que obligó a la joven Leidy Vanesa a trasladarla hacia la Clínica Mederi, sobre la troncal NQS de la capital de la República.

Para ello, hizo el llamado a un taxista, amigo suyo, que además era su vecino en el sector de Santa Librada, en la localidad de Usme, en aras que la llevara a ella y su hija a la diligencia médica, a la que finalmente, resultó acompañándolas Carmen Rosa.

La pregunta de las autoridades se encamina hacia por qué el joven taxista tomó una ruta por el oriente de la ciudad, cuando perfectamente pudo haber saludo por la Autopista sur, y la troncal NQS, y así tomar una vía más directa a dicho centro médico.

Lo cierto es que el joven baja por la calle sexta, y a la altura de la carrera 27, se cruzó un semáforo en rojo y no se percató de la presencia de un vehículo recolector de basuras, que hacía su labor por el sector a esa hora, y con el que terminó chocando violentamente, desatando la tragedia.

La pequeña Sara Michelle fue la primera en morir. Sus familiares la describieron como la princesa de la casa, la que alumbraba el hogar con su alegría, al igual que su mamá, Leidy Vanessa, que era el centro del hogar por su labor de impulsar la fraternidad y las buenas relaciones entre todos.

El joven que conducía el taxi sigue recibiendo atención médica en el Hospital San José, a donde fue remitido junto a las otras cuatro fallecidas, incluyendo el bebé que venía en camino. Según las autoridades, las pruebas de alcoholemia que le practicaron salieron negativas, y ahora se está a la espera del esclarecimiento de la causa real del accidente, y de su evolución médica, para conocer su suerte en este caso.

 

Sección: