Un último festín al son del plomo: sin pudor, un escalofriante baño de sangre en Santander

Lunes, Abril 15, 2019 - 15:01

El ayudante de soldadura Efraín Redondo Hernández de 29 años se encontraba departiendo con un grupo de amigos en un estanco en el barrio Primero de Mayo de Barrancabermeja, Santander, cuando la muerte dictaminó que esa noche su sentencia final debía ser dada.

Dos hombres desconocidos arribaron al lugar, y sin mediar palabra le dispararon en repetidas ocasiones. Aunque el hombre alcanzó a ser trasladado al hospital regional del Magdalena medio, murió debido a la gravedad de las heridas. Investigadores del  CTI realizaron la inspección al cadáver y reunieron todo el material necesario para conocer la identidad de los gatilleros y los móviles del crimen.

Así pasó

La madrugada del sábado, Efraín se encontraba compartiendo unas cervezas con unos amigos en un establecimiento abierto al público en el barrio Primero de Mayo, sobre el sector conocido como ‘Uno’. Las horas pasaron y todo parecía tranquilo.

Efraín nunca imaginó que esas serían sus últimas cervezas, o que su última noche la pasaría a pocos metros de su vivienda en el barrio 20 de agosto. La alegría del fin de semana se vio alterada cuando al estanco llegaron dos hombres a bordo de una motocicleta que, al identificar al hombre, sin mediar palabra lo atacaron a bala hasta descargar un proveedor completo en su humanidad.

Mientras las balas retumbaban, los que estaban cerca corrieron a buscar escondite. Efraín cayó agonizante en el interior del estanco, y los victimarios aprovecharon el escenario de pánico y se escabulleron entre la multitud, sin dejar rastro.

El herido alcanzó a ser remitido con urgencia al Hospital del Magdaleno Medio, pero pese a los esfuerzos de los profesionales de la salud, las heridas causadas con el arma de fuego cobraron su vida. La unidad criminalística de la Fiscalía realizó la inspección técnica al cuerpo del hombre de 29 años, que luego fue trasladado a las Instalaciones de Medicina Legal para el trámite de rigor.

Redacción EXTRA Barrancabermeja

Sección: