Reanudan rescate de víctimas del alud en Calarcá, cuatro cuerpos recuperados [FOTOS]

Domingo, Diciembre 2, 2018 - 11:31

Un profundo dolor embarga a los habitantes de Calarcá quienes acompañan a las familias víctimas de la tragedia del alud de tierra, luego de que cientos de metros cúbicos de tierra y material vegetal arrasaron con la sede Teresa García, Institución Educativa San Rafael.

Con el paso de las horas se reducen las posibilidades de hallar con vida a los niños que aún están desaparecidos. Orlando Lasso, esposo de Sindy Buriticá fallecida en la emergencia y padre de tres de los niños que estaban dentro de la escuela cuando se presentó el derrumbe, permanece sumido en el dolor que causó la tragedia.

Los organismos de emergencia del Quindío rescataron el sábado el cuerpo de la señora Sindy junto al de su hijo Andrés Felipe Lasso Buriticá (15 años) y este domingo confirmaron que ya fueron hallados otros dos cuerpos (aún sin identificar) de los menores que continuaban desaparecidos.

Al señor Orlando Lasso le correspondió confirmar la identidad de su esposa y su hijo mayor Andrés Felipe.

Orlando recuerda que a medianoche del viernes hubo un primer derrumbe que afectó solo una parte de la estructura, pero los hizo salir con lo que tenían puesto y buscar refugio en casa de una amiga.

En la mañana del sábado todos en familia decidieron volver a la institución educativa, donde vivían como caseros a sacar algunos enceres y elementos de valor. Fueron en compañía de dos hijos de la vecina que los resguardó, Jean Pierre Isaza y William Camilo Ospina Pineros, ambos de 11 años de edad.

Una vez dentro de la estructura semidestruida, Orlando salió porque tenía que recargar el celular en una vivienda cercana. Fue entonces cuando le llegó la noticia de que otro desprendimiento de tierra había arrasado por completo la escuela con su esposa y sus hijos, además de los dos hijos de la vecina.

Lucero Leyva, quien trabaja en la escuela el Danubio (otra Institución Educativa del sector) y amiga de Deisy Buriticá, lamentó su la muerte.

“Deisy era una mujer muy trabajadora y dedicada a sus hijos, era una familia muy unida porque su esposo la quería mucho. Yo me sorprendí cuando me llamaron a avisar que en la escuela Teresa García había un derrumbe, nunca imaginé que la tragedia fuera tan grande”, expresó.