Así fue el exitoso tratamiento que evitó la amputación de pierna de adulto mayor en Bogotá

Foto: @SectorSalud
Miércoles, Marzo 20, 2019 - 20:48

Gracias al nuevo modelo de salud de Bogotá, implementado por el alcalde Enrique Peñalosa, médicos especialistas del recién inaugurado servicio de Hemodinamia, en el hospital Simón Bolívar, le salvaron la pierna derecha a Fernando Parra, paciente diabético, de 62 años, con antecedentes de enfermedad arterial severa e insuficiencia renal crónica en diálisis, y quien presentaba una ulcera y dolor en ese miembro inferior.

Para que este procedimiento fuera exitoso, los especialistas de la Subred Integrada de servicios de Salud Norte realizaron un estudio vascular que evidenció obstrucción de las arterias, por lo que se le practicó una angioplastia, técnica que consiste en la dilatación de las arterias para restaurar el flujo sanguíneo en el pie, introduciendo un catéter en la arteria. De este modo, la herida presentó una mejora inmediata y signos de cicatrización.

“Hace 10 años me habían amputado la pierna izquierda y con los procedimientos que se me practicaron en la sala de Hemodinamia veo que me salvaron la otra pierna. Me siento muy satisfecho y agradecido con la atención que me brindaron aquí en el hospital”, comentó el paciente Fernando Parra.

La diabetes de tipo 2 —cuadro clínico del paciente— está asociada a los malos hábitos de vida como el tabaquismo, el sedentarismo, el consumo de grasas y azucares. También es causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto al miocardio y accidente cerebrovascular.

César Jiménez, cirujano vascular del servicio de Hemodinamia, aseguró que “gracias al recurso tecnológico y humano dispuesto por la Subred Norte podemos solucionar obstrucciones de las arterias de diferentes partes del cuerpo, en este caso las piernas del paciente diabético; así tratamos a una gran cantidad de población que estaba desprotegida anteriormente, salvamos a muchas personas y mejoramos su calidad de vida”.

Este servicio de Hemodinamia diagnóstica se puso en funcionamiento el pasado mes de febrero de 2019 y se utiliza para determinar patologías cardíacas y de los vasos sanguíneos, mediante la introducción de catéteres a través de las arterias o venas. Esta técnica permite conocer con exactitud el estado de las arterias del corazón y las enfermedades cardiovasculares, específicamente, las que afectan a las arterias coronarias y a las válvulas del corazón.

Sección: