Guerrera de la vida: Recién nacida en Bogotá sobrevivió a la reconstrucción de sus órganos

Suministrada.
Sábado, Octubre 24, 2020 - 15:14

Momentos de angustia e incertidumbre vivieron los padres de ​​una pequeña que nació en el hospital La Victoria, en la localidad de San Cristóbal, con una malformación de sus órganos.

De acuerdo con el reporte entregado por las autoridades de salud, a las pocas horas del nacimiento, Cristian y Fernanda, los jóvenes padres, recibieron la triste noticia de que su hija, María Alejandra, llegó al mundo con esta condición que comprometía su vida. 

Durante el embarazo, Fernanda recibió los controles adecuados y los especialistas médicos no encontraron ninguna novedad en la bebé, solo hasta el día del parto.

"Nació con una patología en la que el esófago no estaba unido a su estómago, esta malformación puede generarse entre las últimas semanas del embarazo", indicó el doctor Elías González, cirujano pediatra de la Subred Centro Oriente. 

El riesgo era inminente: Si la pequeña no se intervenía de urgencia podía morir, ya que según el dictamen médico esta condición le podía generar una neumonía química y una falla respiratoria. 

"Pensé que mi hija no iba a volver a comer en su vida. Pensaba que no tendría un futuro como cualquier niño normal", afirmó Cristian Peña, padre de la pequeña. 

<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr"><a href="https://twitter.com/hashtag/HistoriasQueInspiran?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#HistoriasQueInspiran</a> ?<br><br>Gracias a la oportuna intervención del equipo médico del Hospital La Victoria, María Alejandra, una bebé de 24 horas de vida, fue salvada luego de nacer con una malformación en sus órganos.<br><br>??➡️ <a href="https://t.co/uPT4OBdZL4">https://t.co/uPT4OBdZL4</a> <a href="https://t.co/I4RlKA6qMC">pic.twitter.com/I4RlKA6qMC</a></p>&mdash; Secretaría Distrital de Salud (@SectorSalud) <a href="https://twitter.com/SectorSalud/status/1319401142363820036?ref_src=twsrc%5Etfw">October 22, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

La lucha

La madre también se encontraba afligida. "Lo tomé súper mal, me sentí la peor madre porque pensé que era mi culpa, pero el doctor que nos atendió me explicó que no, que eran cosas de Dios. Eso me dio muy duro", expresó Fernanda Moreno, mamá de la menor. 

Mientras el tiempo transcurría, se agotaban las posibilidades de salvar a la recién nacida, ya que los médicos calificaban la situación como una bomba de tiempo. Por eso, debían hacer la reconstrucción de los órganos los más rápido posible, a través de un procedimiento que no era sencillo.

"Se tenía que hacer en menos de 24 horas después del nacimiento. Para unir el esófago con el estómago, tuvimos que hacer grandes maniobras para que quedara perfecto", dijo el doctor González, quien, con más de 20 años de experiencia en esta clase de procedimientos.

Dos semanas después de la delicada intervención, María evoluciona rápidamente, sus órganos se encuentran en la posición correcta y solo espera la orden médica para que pueda, junto con sus padres, conocer su hogar. 

Sección: