‘¡Me quiere matar!’, la habría estrangulado, simuló el crimen y aún sigue libre

Martes, Noviembre 6, 2018 - 09:43

Los alrededores de Medicina Legal la mañana de este lunes era un ambiente de horror, dolor e indignación, luego de conocer que la muerte de uno de sus integrantes, una madre de 23 años, fuera estrangulada por su pareja y al parecer el mismo habría simulado el crimen, diciendo que ella se asfixió sola dentro de su casa en Bosa San José, la noche del pasado viernes 2 de noviembre.

Madre de gemelos

La familia manifestó que la víctima respondía al nombre de Lizeth Camacho Acosta, de 23 años, era madre de gemelos con su pareja en unión libre de nombre Pedro Ramos Daza. Residía en Bosa San José. Ella natural de Tolima y tenía 9 años en Bogotá. A los padres jamás les gustó la relación debido al carácter violento y agresivo de este hombre, según lo manifestado por uno de los familiares.

 

 

Vendía gallinas

Lizeth Camacho se ganaba la vida vendiendo gallinas en un puesto-carpa que instaló en Dindalito, mientras que Pedro Ramos Daza lo hacía transportando personas de manera ilegal, es decir prestando servicio de transporte como taxi en su carro, el cual según la familia es muy antiguo y estaba destartalado. Lo que se ganaban era para pagar el arriendo, alimentación y gasto de los niños.

Siempre la maltrataba

Uno de los integrantes de la familia dijo que presuntamente Pedro Ramos Daza siempre maltrataba a Lizeth. “Ese hombre siempre la golpeaba, la amenazaba, ella nos decía de los maltratos, ofensas y amenazas, de hecho, cuando falleció mi otra sobrina, en pleno velorio, Pedro sacó un revólver y lo disparó tres veces al aire, estaba como loco y violento”. La familia está convencida que Lizeth fue asesinada por este desalmado.

La llevó muerta al hospital

Como a eso de las 9:00 de la noche, Pedro Ramos Daza, llevó en su carro a Lizeth Camacho hasta el CAMI de Patio Bonito, diciendo que estaba asfixiada, cuando los médicos la atendieron le dijeron que ya estaba muerta desde hace varios minutos. Según testigos, la joven madre presentaba signos de estrangulamiento en el cuello, motivo por el cual llamaron al CTI y solicitaron la necropsia en Medicina Legal, al presumir un caso de feminicidio. La familia se hizo esta pregunta: ¿Por qué si viven en Bosa, la llevó al CAMI de Patio Bonito, pudiéndola llevar más cerca al Hospital de Kennedy, por qué no ha hecho las vueltas para retirar el cadáver de la madre de sus gemelos, por qué ha dado tres versiones de la muerte de Lizeth?

¡Me quiere matar!

Según el pasado jueves 1 de noviembre, una amiga de crianza de Lizeth, la llamó desesperada y asustada diciéndole que Pedro la había amenazado. ¡Pedro me quiere matar amiga, necesito me ayudes!, después de esa llamada no supo más de ella. La familia está convencida del feminicidio y no se explican cómo la policía no lo detuvo, sólo dejaron detenido el carro para someterlo a experticias.

Está rasguñado

El pasado sábado cuando la familia pudo hablar y ver a Pedro Ramos, vieron que éste estaba como nervioso, no les daba la cara, tenía rasguños en la cara, cuello y brazos, como si hubiera peleado con alguna mujer. “Allí hay varios elementos probatorios de este caso, a Lizeth él la mató, falta que el CTI lo detenga y aquí haya justicia”, dijeron los familiares muy indignados la mañana de ayer.

Redacción Extra Bogotá.

Sección: