Otra macabra obra en el teatro del crimen: lo acribillaron sin piedad en Bogotá [FOTOS+18]

Miércoles, Mayo 15, 2019 - 15:35

Las detonaciones que se escucharon en la calle 7 con carrera 17, sector comercial del barrio La Estanzuela de la localidad de Los Mártires, acabaron con la tranquilidad que se vivía en aquel emblemático sector de Bogotá.

Los negociantes, llevados por la curiosidad, salieron a observar que había sucedido y apreciaron un grupo de personas rodeando el cuerpo de un hombre de aproximadamente 40 años, al parecer, comerciante de la zona, quien se encontraba en el piso bañado en sangre luego de haber sido baleado.

Los gritos de auxilio retumbaron en la calle 7, y a los pocos minutos llegó la Policía, que acordonó el sitio. Los guardianes del orden, junto a varias personas, recogieron el cuerpo del herido y lo llevaron al Hospital Santa Clara, donde más tarde murió. En el teatro del crimen quedaron unidades policiales de la Sijin realizando las pesquisas al respecto.

Versiones se direccionan a que la víctima llegó tempano a la zona de los repuestos con el fin de realizar varias quehaceres, al parecer, en uno de los almacenes que gerenciaba. En esta labor permaneció hasta pasado el mediodía, y luego salió a realizar una diligencia, sin notar que unos rufianes, desde muy tempranas horas, lo estaban acechando para esperar el momento de quitarle la vida.

Las horas de este hombre estaban contadas. El hoy occiso prosiguió con su camino y cuando se acercaba a la calle 7 con carrera 17, dos hombres a bordo de una motocicleta aparecieron por la avenida y le dieron alcance. Una vez lo ubicaron, el piloto frenó la moto y enseguida descendió el parrillero, sacó una pistola, le apuntó y le descargó cuatro impactos de bala: dos en el cuello y los otros dos en la cabeza.

El cuerpo del hombre quedó en tendido en el piso y con el rostro totalmente ensangrentado. Mientras esto ocurría, los matones huyeron del sitio con rumbo desconocido. Las causas del este vil crimen están siendo investigados. Podría tratarse de un ajuste de cuentas.

La víctima permanece sin identificar.

Redacción EXTRA Bogotá

Sección: