Terror en la Caracas: acribillado a bala al salir de discoteca, posible ajuste de cuentas

Lunes, Diciembre 10, 2018 - 11:02

La calles del barrio Quiroga (Rafael Uribe Uribe), se mancharon de sangre tras presentarse el terrible crimen de un hombre de aproximadamente 25 años conocido como ‘el negro’, quien fue asesinado en uno de los corredores comerciales de la zona. El hombre según testigos había salido de una discoteca donde estuvo deleitando de un buen momento.

La historia

Todo apunta a que él negro’ (víctima), planeó desde muy temprano salir a festejar debido a los aires navideños y para tal fin se comunicó con varios amigos y pactaron en las horas de la noche ir a uno de los establecimientos de rumba de la Calle 32 sur con Avenida Caracas.

La cita

Antes de ir de rumba la víctima se dirigió a realizar varias diligencias y cuando culminó (6:00 pm. del sábado), llamó a los conocidos y quedaron de verse en la Avenida Caracas con 32 sur. Llegada la hora, los rumberos arribaron al sitio y luego de un efusivo saludo se dirigieron a uno de los bares del sector.

Alegría

La música y el licor fue el complemento de la alegría del grupo en especial del ´negro’, quien gozó al máximo sin pensar que iba a ser la última ruma de su vida.

Las horas fueron pasando y el deleite fue total. Cuando se acercaba las 3:00am. de ayer domingo, el dueño del negocio les anunció a los incansables bailadores que  ya era hora de salir y juiciosamente cancelaron la cuenta en especial el grupo donde se encontraba la víctima y comenzaron a abandonar el establecimiento.

Sicariato

Una de la versiones apunta a que el ‘negro’ se despidió de los amigos en la puerta de la discoteca y se dirigió hacia la 32 sur con Avenida Caracas, con el fin de tomar un taxi para que lo llevara a su casa.

El afectado avanzó por las frías calles cuando de repente un sujeto de mediana estatura le cerró el paso y sin mediar palabra alguna sacó una pesada pistola y le descargó seis tiros en  varias partes del cuerpo.

Escape

Una vez le disparó, guardó el arma de fuego y huyó del sitio hacia la parte baja del barrio el Quiroga. Mientras esto ocurría la víctima era auxiliado por varios testigos del hecho que se comunicaron con la policía que lo trasladó al Hospital Santa Clara, donde  minutos más tarde murió. Todo apunta que el crimen del parroquiano se trató de un posible ajuste de cuentas debido a la forma como fue atacado. Terror en la zona.

Redacción Extra Bogotá.

Sección: