Educación, la clave para prevenir enfermedades crónicas no transmisibles

Lunes, Mayo 3, 2021 - 18:29

Cuando se habla de las principales amenazas para la salud mundial, se podría pensar en enfermedades infecciosas como las respiratorias, el VIH o la malaria.

Si bien estas tienen un impacto devastador en millones de personas alrededor del mundo, un problema de salud pública que está ganando atención es el de las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT) como la diabetes o las enfermedades cardíacas.

La educación y el intercambio de consejos para la prevención pueden ayudar a las personas a corregir los malos hábitos y desarrollar buenos comportamientos para reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad crónica. Modelar buenos hábitos (comer bien, hacer ejercicio con regularidad, evitar fumar y el abuso del alcohol) también puede ayudar a transmitir comportamientos saludables a los niños.

 Desde una perspectiva más amplia, las comunidades ayudan a prevenir las ENT al abordar las causas sociales y económicas subyacentes, también conocidas como determinantes sociales de la salud. Estos incluyen factores como el medio ambiente, los niveles de ingresos y educación, y el acceso al transporte, la atención médica y la alimentación saludable.

Las causas de las enfermedades crónicas son complejas, van desde las decisiones que toma cada individuo hasta los determinantes sociales más amplios de la salud como el acceso a la atención médica, alimentos saludables, agua potable y educación en el tema.

La educación para combatir las ENT

Los colegios e instituciones educativas están adoptando iniciativas que promuevan  el conocimiento y las buenas prácticas en nutrición y los buenos hábitos de salud de los alumnos.

 En Colombia se inició la implementación de la iniciativa Future Well Kids, desarrollada por Abbott, que tiene el objetivo de apoyar la creación de generaciones futuras más saludables abordando los factores que contribuyen al incremento de la tasa de prevalencia de las enfermedades crónicas desde edades tempranas. 

El programa, que desde 2019 se ha desarrollado en Estados Unidos, México e Irlanda, inicia su labor en Colombia a través de alianzas con colegios de Bogotá y Cali, para ayudar a educar a estudiantes de 10 a 13 años sobre las decisiones que pueden tomar para gozar de una buena salud en el futuro.

El impacto mundial de las ENT

Las enfermedades crónicas son un problema de salud complejo y creciente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 71% de las muertes mundiales en 2016 se debieron a enfermedades no transmisibles como enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas y cáncer[2]. Así mismo, los países de ingresos bajos y medianos están soportando una carga desproporcionada. Ejemplo de lo anterior es que, en 2016, las muertes causadas por ENT representaron más del 75% de las muertes[3].

En el caso de Colombia, se estima que 30% de la mortalidad se debe a enfermedades cardiovasculares, 20% a cánceres, 3% a diabetes y 15% a otras ENT, lo que permite calcular que el 75% de las muertes en el país de debe a ENT.

Sección: