En Colombia se cuenta con una ruta de atención para salud auditiva

Lunes, Septiembre 14, 2020 - 16:33

Desde  2018 Colombia cuenta con la Resolución 3280 de 2018 que da lineamientos técnicos y operativos de la Ruta Integral de Atención para la Promoción y Mantenimiento de la Salud y de la Ruta Integral de Atención en Salud para la Población Materno Perinatal, donde se encuentra incluido el tamizaje auditivo del recién nacido y son de obligatorio cumplimiento para los entes territoriales.

Nubia Esperanza Bautista, subdirectora de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social explicó que las alteraciones en los oídos "son reconocidas dentro del grupo de las enfermedades crónicas, debido a su larga duración y lenta evolución".

 Adicional a esto dijo que sus prevalencias son consideradas como un problema de salud pública, "debido a que cada día van en aumento y llevan a una discapacidad, siendo más visibles en: la población infantil porque influyen directamente en el desarrollo cognitivo, emocional, psicosocial y del lenguaje como en la adquisición de la primera lengua. Por su parte, en los adultos influyen en el desempeño laboral y social".

Actualmente miles de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de padecer pérdida de audición por el uso nocivo de aparatos de audio personales, como teléfonos inteligentes y reproductores. La costumbre emergente de escuchar música a gran volumen y por periodos prolongados significa una seria amenaza para la audición.

La Organización Mundial de la Salud estima que más del 5% de la población mundial padece pérdida de audición discapacitante (432 millones de adultos y 34 millones de niños); con el aumento y el envejecimiento de la población mundial, el número de personas con pérdida auditiva está creciendo a un ritmo acelerado

Recomendaciones auditivas responsables y seguras:

-Mantenga el volumen bajo: El volumen recomendado de cualquier sonido está por debajo de los 85 dB para una duración máxima de ocho horas al día.

-Limite el tiempo que dedica a actividades ruidosas.

-Limitar el tiempo diario de utilización de los aparatos de audio personales. Aunque es importante mantener el volumen bajo, la limitación del uso de aparatos de audio personales a menos de una hora al día contribuirá enormemente a reducir la exposición al sonido.

-Acuda a un profesional especializado en salud auditiva en caso de dificultad para oír sonidos agudos como el timbre, el teléfono o el despertador; para entender el habla, sobre todo por teléfono; o para seguir conversaciones en ambientes ruidosos como restaurantes.

-Finalmente, Bautista hizo un llamado padres y cuidadores sobre la salud auditiva de los niños, ya que tiene un impacto directo en su desarrollo, su rendimiento académico y sus relaciones sociales, entre otras.

Sección: