La primera solución innovadora para tener vida crediticia a partir del ahorro

Foto: Rankia Colombia
Domingo, Septiembre 20, 2020 - 15:05

Según cifras de inclusión financiera de la Banca de las Oportunidades, a cierre del 2019, el número de adultos con productos financieros en el país alcanzó los 29,4 millones de adultos, lo que corresponde al 82,5% de esa población en Colombia. De igual manera, a cierre del año pasado, el país reportó 166.835 puntos de acceso al sistema financiero, es decir, al número de oficinas financieras y corresponsales bancarios.

Sin embargo, en cuanto a los productos de crédito, llegaron a 13 millones de adultos (36.5% de la población), de los cuales 8,4 millones tenían una tarjeta de crédito, 6,9 millones un crédito de consumo, y 2,5 millones un microcrédito, lo que representa un reto importante para las entidades bancarias, con el propósito de brindar a los colombianos soluciones que aporten facilidades de acceso a crédito.

Se sigue avanzando en mejorar los indicadores de inclusión financiera, en ese sentido, para continuar por el camino correcto, las diferentes entidades deben estar alineadas con el Gobierno Nacional y trabajar en soluciones que tengan en cuenta las capacidades económicas de la población, con el objetivo de estimular prácticas que permitan desarrollar una cultura de finanzas saludables.

En definitiva, el sector bancario tiene la obligación de entender a la población de menores ingresos, para así ofrecer productos y servicios para los diferentes segmentos de la sociedad.

En línea con esto ha desarrollado una solución innovadora en el mercado, integrada por el ahorro y crédito, respondiendo a necesidades sociales y financieras de los colombianos. Una alternativa bancaria ante los mecanismos informales (cadenas, natilleras, pirámides, etc.) que permite la adecuada administración del dinero, construye historial crediticio y al mismo tiempo mejora la salud financiera a través del ahorro.

Además, elimina una de las principales barreras de los colombianos para acceder a financiación y es la dificultad de contar con documentos que soporten una estabilidad en los ingresos, lo que llevó a buscar formas innovadoras para hacer frente a estos obstáculos.

La Solución Mi Ahorro Mi Crédito, no requiere que el cliente tenga experiencia crediticia previa, no necesita documentos para demostrar ingresos, solo la cédula, tampoco tiene un monto mínimo de apertura, no tiene cuota de manejo, permite iniciar el ahorro con una cuota fija.

Un aspecto clave en esta innovación que le ayudará a mejorar la salud financiera a los clientes es que les brinda el beneficio de ir ahorrando mientras van pagando su crédito, así cuando la deuda se termine no necesitarán endeudarse de nuevo para otros proyectos, sino que contarán con un capital ahorrado.

Adicional a esto, el Banco Caja Social cree que el acompañamiento para desarrollar hábitos financieros saludables debe ser integral. Por eso, no solo incluye productos y servicios como este, sino herramientas como el curso virtual de salud financiera Amigos, finanzas y consejos para que el cliente tenga los elementos necesarios para tomar decisiones con respecto al uso que le da su dinero y cómo llevar a cabo prácticas responsables para evitar caer en un sobreendeudamiento.

Sección: