"Estamos delante de una pandemia con características distintas": Brasil

Miércoles, Abril 14, 2021 - 14:15

Brasil, es uno de los países de América Latina más golpeados de la pandemia. Desde el inició Estados Unidos está a la cabeza de los países que han sufrido con mayor rigor al mortal virus y seguidos por el gigante suramericano. 

Sin embargo, las últimas semanas el país está viviendo una pesadilla y lo peor es que los jóvenes son la población más afectada por la peligrosa mutación que lleva por nombre P1.

"Estamos delante de una pandemia con características distintas, lo que hizo toda la diferencia, porque estábamos preparados para tener una circulación similar a la que habíamos conocido, pero realmente fue peor”, dijo a la Agencia Anadolu el doctor Fabio Gaudenzi de Faria, médico infectólogo, presidente de la Sociedad Catarinense de Infectología y miembro del Consejo Deliberativo de la Sociedad Brasileña de Infectología (SBI).

Agregó “Existe una mayor expresión del virus a través de la vía aérea y por más tiempo”.

Gaudenzi de Faria aseguró que esa información está documentada de manera científica.

Los jóvenes, las nuevas víctimas

En esta pandemia, que causó tantas muertes de adultos mayores al inicio, los jóvenes son los menores de 45 años.

 La Asociación de Medicina Intensiva Brasileña (Amib) analizó las cifras de defunción y recuperación en 1.593 UCI públicas y privadas del país, entre el 1 de enero y el 26 de marzo del presente año.

Según la investigación, durante ese tiempo en las unidades de cuidado intensivo (UCI) se triplicaron los fallecimientos de personas entre 18 y 45 años: pasaron de 13,1% entre septiembre y noviembre de 2020 a 38,5% en el primer trimestre de 2021.

“Uno ve a personas contagiadas nuevamente y jóvenes teniendo formas bastante graves de la enfermedad, necesitando de terapia intensiva. Muchas veces por ser jóvenes, por tener una reserva muy buena de salud en su organismo, se quedan por largos periodos de tiempo hospitalizados, haciendo que la red de salud termine colapsando de manera más rápida de lo que vimos en las circulaciones del virus durante el año pasado”, explicó el infectólogo.

" Nosotros ya vimos eso en otras pandemias o epidemias como el propio VIH, cuando algunos jóvenes asumieron comportamientos o actitudes muchas veces de riesgo”, indicó Gaudenzi de Faria.

El objetivo: no enfermarse

Es importante entender que, de la misma forma en que apareció la P1, el surgimiento de otras variantes puede continuar, ya que la humanidad todavía no tiene el control sobre la enfermedad. “La COVID-19 está siguiendo su historia natural. Cuanto más personas infecte el virus, más ciclos y replicaciones tendrá, y mayor será la posibilidad de la aparición de nuevas cepas”, apuntó Gaudenzi de Faria.

 

Sección: