Grupo de Lima reitera desconocimiento de Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela

Foto: archivo
Sábado, Septiembre 23, 2017 - 14:00

El Grupo de Lima que integran doce países de América Latina y el Caribe emitió una segunda declaración que ratifica su desconocimiento de los actos de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, por usurpar las competencias del Parlamento, difundida el sábado por la cancillería de México.

En una declaración de ocho puntos, los doce gobiernos reiteran "su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional democráticamente electa, así como su compromiso de hacer efectivo el no reconocimiento de los actos emanados de la Asamblea Nacional Constituyente, y de continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela", dice el texto acordado por los cancilleres tras la reunión en Nueva York, el pasado 20 de septiembre de 2017, según un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores enviado a la prensa extranjera acreditada.

El documento ratifica el contenido y la vigencia de la Declaración de Lima –del 8 de agosto pasado– y su compromiso de "redoblar esfuerzos para alcanzar una salida pacífica y negociada a la crisis que enfrenta Venezuela".

Fechado el 23 de septiembre en la sede de las Naciones Unidas, el documento fue firmado por los cancilleres de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

Los jefes de las diplomacias de esa docena de países lamentan que en Venezuela "se mantenga la ruptura del orden democrático, ya que su Gobierno quebranta las normas constitucionales, la voluntad del pueblo y los valores interamericanos, reprime el disenso político, mantiene presos políticos y viola los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas".

Uno de los nuevos elementos de la declaración es la condena de "la represión y persecución política en Venezuela, incluida la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de enjuiciar por 'traición a la patria' a líderes opositores".

Asimismo reconocen la reciente iniciativa de República Dominicana de reunir al Gobierno y a la oposición venezolanos, así como la decisión de ambas partes de invitar a algunos países como acompañantes de este proceso.

A este respecto, "reiteran que para alcanzar resultados positivos, dichos acercamientos deben ser desarrollados con buena fe, reglas, objetivos y plazos claros, así como garantías de cumplimiento, para lo que resulta esencial el acompañamiento internacional de este esfuerzo".

Ayuda humanitaria y respeto a DD.HH.

Los cancilleres reconocen además la contribución del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y "coinciden con su preocupación" expresada en el informe 'Violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en la República Bolivariana de Venezuela del 1 de abril al 31 de julio de 2017'.

El Grupo de Lima reitera además su voluntad de contribuir a crear, en coordinación con organismos internacionales y otros países, "un canal de ayuda para atender la crisis humanitaria que aqueja al país".

Reafirma también su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela a nivel de cancilleres "hasta el pleno restablecimiento del orden democrático en ese país".

Con ese fin, anuncian que se reunirán el próximo mes de octubre en Canadá.

El grupo de países latinoamericanos había decidido no emitir una declaración formal el miércoles pasado "por respeto y solidaridad con el Gobierno y el pueblo de México", que sufrió el martes un terremoto de magnitud 7,1 que causó más de 300 personas fallecidas.

México y Chile, miembros del Grupo, han sido invitados a participar en el diálogo de la oposición y el Gobierno.

Esos dos países que se sumarían como países garantes a Bolivia y Nicaragua, en una iniciativa de diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela que tendrá una nueva instancia el miércoles 27 de septiembre en República Dominicana.

Al encuentro asistieron 17 países, pero no firmaron la declaración los representantes de Granada, Guyana, Jamaica, Santa Lucía y Uruguay.

Otros países aliados de Venezuela consideran que ese país sufre una "injerencia internacional", por las sanciones por parte de EEUU contra algunos funcionarios del Gobierno de Caracas.

El 9 de agosto pasado, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) manifestó su apoyo al Gobierno del presidente Nicolás Maduro en la VI reunión extraordinaria de su Consejo Político, celebrada en Caracas.

En una reunión celebrada la víspera en la ONU, los países ALBA-TCP que integran 13 Estados –entre ellos los fundadores Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua y varias islas caribeñas– ratificaron su apoyo a Venezuela para que "continúe con el proceso de diálogo".

Asimismo, rechazaron las declaraciones del presidente estadounidense contra el país latinoamericano en su discurso ante la Asamblea General del organismo mundial.

Por: Sputnik

Sección: