¡Macabro! En Argentina, esta monja escogía a niños sordos para que curas los violaran

Viernes, Mayo 5, 2017 - 22:31

Kosaka Kumiko, una monja que llegó desde Japón al Instituto Provolo de Mendoza en Argentina y que estuvo fugitiva durante más de un mes, fue capturada y acusada de ser cómplice por varios años de los sacerdotes que abusaban sexualmente de niños sordos que tenían bajo su cuidado.

La monja japonesa de 42 años quedó detenida en la ciudad argentina de Mendoza involucrada en la causa por 27 abusos sexuales cometidos en una escuela para niños, informaron fuentes judiciales.

Una adolescente, que fue víctima de este abuso, indicó que a la edad de cinco años que la japonesa le colocaba pañales para que no se notara el sangrado producto de la violaciones. Asimismo, el testimonio de otra niña en donde relata que Kumiko la enviaba a la habitación de uno de los curas para ser abusada. “La religiosa participó en tocamientos a niñas, les pidió que se tocaran entre ellas y vio pornografía junto al celador Jorge Bordón (otro detenido) en un televisor”, comentó Salinas.

Sin embargo, la mujer se declaró inocente ante el juez y dijo que era una persona buena que le había entregado su vida a Dios. “Soy inocente, no sabía de los abusos”, le insistió al juez.

"Soy inocente. Sólo hice el bien", declaró la monja ante el fiscal del caso, Gustavo Stroppiana, quien ordenó que la acusada permanezca en un centro carcelario para mujeres de la periferia de Mendoza, 1.000 Km al oeste de Buenos Aires.

Sección: