¿Accidente o asesinato? Joven murió al caer fatalmente por unas escaleras en Bucaramanga

Domingo, Agosto 4, 2019 - 17:49

La vida de Brayan Enrique Velazco Morales llegó a su fin en medio de un inusual accidente doméstico, el joven de 24 años se encontraba en casa de un amigo en el barrio San Rafael cuando se cayó por las escaleras del segundo piso quedando mal herido, los conocidos los trasladaron hasta el Hospital del Norte, donde los médicos no pudieron realizar nada ya que cuando el joven ingresó no tenía signos vitales.

Investigadores del CTI adelantan investigaciones para esclarecer su muerte y constatar que realmente fue un accidente.

 

¿Accidente doméstico?

El viernes en horas de la noche el grito de un joven alertó a los vecinos del barrio San Rafael, luego vieron a varios jóvenes salir de una de las viviendas con Brayan Enrique, inconsciente cargado entre varios, de manera desesperada los amigos que estaban con el joven de 23 años lo trasladaron hasta el Hospital del Norte, donde llegó con la cabeza reventada y sin signos vitales.

Quienes llevaron al joven al centro médico afirmaron a las autoridades que Velazco Morales se encontraba en el segundo piso de la casa cuando de repente se cayó nadie estaba cerca cuando se percataron del siniestro corrieron con el hasta el hospital, pero ya era muy tarde el golpe en el cráneo fue mortal.

Investigadores del CTI realizaron las pesquisas pertinentes para saber si el joven se cayó estando solo o si habría tenido una discusión y alguien lo empujó por estas, encontrando la muerte, la situación aún es materia de investigación.

 

Recordado con nostalgia

En entrevista exclusiva con el diario EXTRA, Álvaro, el padre del fallecido contó con los ojos cubiertos de nostalgia que su hijo a pesar de su corta edad siempre se mostró como un hombre responsable, aunque no había tenido la posibilidad de estudiar desde el momento en el que él (su padre), le regaló la moto se ganaba la vida trabajando como domiciliario, así le había todo a su pequeña hija de seis meses por la que se desvivía por mantener bien.

“Mi muchacho se me fue antes de tiempo, mañana (domingo) cumplía 24 añitos, ya había planeado irnos de paseo a celebrar en familia, él no era amigo del licor, tomaba solo cuando departía en familia, fue un excelente hijo y un gran amigo, tenía por delante el deseo de servir al que lo necesitara. Yo solo espero que esto se aclare y si alguien me mató al muchacho, estar ahí presente para que la justicia haga pagar” comentó el hombre.

Sección: