Arde el 'Caso Odebrecht': árbitro de la investigación denunció ser víctima de 'chuzadas'

Jueves, Mayo 2, 2019 - 09:26

Grave denuncia fue la que hizo el presidente del Tribunal de Arbitramento entre Corficolombiana y el Estado para el ‘Caso Odebrecht’, Jorge Enrique Ibáñez: tanto él como otros de sus compañeros de labor han venido siendo objetos de seguimientos y posibles interceptaciones de sus comunicaciones.

Desde ya, anticipó que las autoridades tendrán conocimiento de estos hechos, que no solo atañe a sus comunicaciones, sino además a su vida personal, tal y como lo dijo, todo ejecutado por parte de un organismo de seguridad del Estado.

"Salgo de mi oficina y hay un carro permanentemente estacionado. Sé que son personas que están haciendo un seguimiento especial pero no sé para qué o quién (…) generalmente me instalan un carro en la oficina, al frente. A veces mueven el carro hacia la derecha o a la izquierda. Generalmente lo hacen entre las 5 de la tarde y la hora que me quede en la oficina, puede ser 11 o 12 de la noche", dijo Ibáñez a ‘Revista Semana’.

Añadió que "en los últimos dos meses, en el caso personal he visto interferidas mis comunicaciones, tanto mi teléfono personal como el fijo. Adicionalmente, hay una serie de seguimientos con relación conmigo. Cerca de mi oficina, cerca de mi apartamento", adujo.

Apunto además al caso de Catalina Hoyos, funcionaria de ese tribunal que él preside, quien señaló también ser víctima de estas interceptaciones y la respuesta que le dio su operador móvil. "Ella consultó con Movistar y en efecto le dijeron que las llamadas estaban desviadas. Consultó con la Fiscalía si había o no orden judicial, dijeron que iban a averiguar", señaló.

Por cuenta de esta situación, advirtió Ibáñez, no se ha vuelto a convocar a sesiones en el tribunal por materia de seguridad y falta de garantías, por lo que instó a poner la lupa sobre un tema que vuelve a dar de qué hablar en la opinión pública Nacional.

"Por razones de seguridad yo prefiero no sesionar acá. Para garantía de los demás, para garantía de que ninguna comunicación o deliberación pueda tener trascendencia al exterior. Acá en esta oficina pueden haber puesto algún micrófono o algún mecanismo desde afuera para tratar de intervenir la comunicación o para conocer el diálogo que acá se da durante las reuniones que tenemos”, puntualizó.

Sección: