El taxista violador: abuso, intimidó y embarazó a una niña de 13 años en Bogotá

Miércoles, Noviembre 15, 2017 - 16:15

Víctor Manuel Ninco, ese será el nombre que una pequeña de 13 años intentará borrar de su memoria, al mismo tiempo que intentará borrar las imágenes de su rostro todas las noches, cuando cierra sus ojos cafés y recuerda cuando él depravado accedía sexualmente de su inocente y delicado cuerpo sin que ella pudiera hacer algo.

La historia

Desquebrajada, arruinada y desmoronada, así seguramente es como se sienten los integrantes de una familia residente en el barrio Nueva Granada (Bosa), luego de escuchar la escalofriante narración entre lágrimas, de una jovencita menor de 14 años, quien fue  víctima de Víctor Manuel Ninco, de 58 años, un taxista que residía como inquilino en la misma vivienda de la menor; el cual se aprovechaba que la madre de la pequeña estaba trabajando para abusarla sexualmente.

“El tipo empezó a tocarla y ella le preguntó que por qué hacía eso y el tipo le pega, cuando le pega, se baja la ropa interior, desnuda a mi hermana y la accede sexualmente mientras le dice al oído que si llega a decir algo,  manda picar a mi mamá, a mis hijos, a mi hermana y que los trae en unas bolsas para que ella misma los entierre”, dijo la hermana de la pequeña víctima.

Las señales

Sin que nadie se imaginara lo que estaba sucediendo, la menor de un momento a otro empezó a mostrar un comportamiento extraño; no quería comer, se aisló completamente y de un momento a otro dijo que no quería regresar al colegio. Es en ese momento cuando entre lágrimas, la mamá de la pequeña le pregunta que por qué estaba llorando y es cuando la niña le dice que ya no era virgen.

La madre visiblemente afectada, le preguntó que quien era ese noviecito con el que la había perdido y es cuando la menor confiesa, que el culpable de su depresión y de su estado de ánimo, se llama Víctor Ninco, taxista e inquilino de la vivienda.

La trampa

Uno de los hermanos de la víctima empezó a planear una trampa durante varias noches, hasta que por fin encontró la manera de vengar lo que le había hecho a su hermanita. Es entonces cuando el joven invita a Ninco a tomarse unos tragos en la misma localidad, y durante una larga noche llena de hipocresía y rabia, emborracha al violador y aprovechándose de su estado, le propina múltiples puñaladas en todo el cuerpo.

Víctor Manuel quien yacía inmóvil dentro del taxi, le empezó a preguntar al hermano de la menor, que cual era el motivo del ataque, a lo que el joven le respondió diciendo que era por haberle violado a su hermana.

El sujeto quien sobrevivió de milagro a las puñaladas, fue atendido en un Hospital de Soacha donde se recuperó de las heridas y se voló hacia el departamento del Huila donde se escondió del cerco policiaco.

La captura

Tras varias semanas de recuperación, el depravado regresó el fin de semana anterior al municipio de Soacha, donde fue visto y reconocido por allegados de la pequeña, quienes de inmediato dieron aviso a las autoridades y lograron la captura del abusador. Víctor Manuel en este momento reposa tras los barrotes de una oscura y fría celda en la Modelo, muy cerca del hermano de la víctima, quien actuó con rabia y dolor en la cabeza.

Ahora, la destrozada familia de la niña, espera poder salir adelante y que la justicia actúa a favor de ellos para que el hermanos salga de la cárcel, para que Ninco se pudra tras las rejas y para que puedan sobrellevar la triste noticia del embarazo de la pequeña, quien estaría esperando un hijo del violador.

Se desconoce si la víctima acuda a la ley que permite el aborto en los tres casos establecidos y así pueda borrar definitivamente, el olor, el aliento y la saliva del aberrante, que acabó con toda una familia en cuestión de minutos.

Juan Fernandfo Niño

Redacción EXTRA Bogotá

 

Sección: