Embriagaba a sus pequeñas hija y sobrina y las violaba: buscan a un depravado en Bogotá

Miércoles, Enero 31, 2018 - 10:54

Espantoso y desgarrador: así describen algunos familiares el relato de las dos niñas abuzadas sexualmente en el barrio Pardo Rubio, de la localidad de Chapinero de Bogotá, después que una de ellas lograra  escapar de las garras del monstruo, quien minutos antes la había accedido brutalmente.

Con solo 11 años, la menor sacó valor para correr varias cuadras  y avisarle a su abuelita que su tío la había violado junto con su primita de 8 años, hija del depravado, y quien aún se encontraba en la guarida del desgraciado, que mientras realizaba todo tipo de vejámenes con ellas, las filmaba para luego amenazarlas con matarlas si decían algo.

Según la niña, ese terrible día acabaría con sus vidas. Dentro del relato se conoció que el hombre las embriagaba con vino, según él para que se relajaran.

El infierno

Esta atroz historia se conoció el 24 de enero del presente año, en horas de la mañana, cuando la niña de 11 años salió corriendo de la casa de su tía, donde vive desde hace algún tiempo, con rumbo a la vivienda de su abuelita, ubicada a solo dos cuadras.

Al llegar, la menor le contó a la adulta mayor, lo que su tío le había hecho a ella y a su primita. EXTRA se abstiene a relatar las aberraciones sexuales a las que eran expuestas las menores, por respeto a ellas y a su familia, pero el desgarrador relato cuenta una verdadera historia de terror que venían viviendo desde el mes de noviembre, cuando las niñas iniciaron sus vacaciones escolares.

“Ese día era miércoles en la mañana, cuando la niña llegó hasta la casa, venia llorando y casi sin aire, la abuelita se asustó mucho, le preguntó qué había pasado y ella le contó la terrible historia. De inmediato me llamaron para que fura hasta la casa de mi prima, cuando llegué Guillermo (violador) estaba nervioso, su hija de 8 años estaba llorando y tenía el cabello mojado, como si se hubiera bañado, algo no estaba bien” dijo una de las familiares de la niña quien no quiso revelar su identidad por seguridad.

En su relato, prosiguió diciendo que “saqué a la niña de la casa y la llevé a la casa de la abuela y allí me contaron toda la historia, no lo podía creer, sin embargo ese desgraciado fue hasta la vivienda donde se encontraban las niñas, dijo que todo era mentira, intimidaba a su hija diciéndole que lo que estaba diciendo podría llevarlo a la cárcel, se quedó callado cuando su propia hija le dijo que no mintiera más, que él les había hecho todo eso, que les hizo mucho daño, salió y se fue”.

De urgencias

Las dos niñas fueron llevadas al hospital San Ignacio de la Universidad Javeriana, el miércoles 24 de enero, donde fueron valoradas, corroborando en el dictamen médico que las niñas habían sido abuzadas sexualmente y que una de ellas presenta fuertes laceraciones en sus partes íntimas, pero la familia denuncia que el hospital solo denunció el hecho el 29 de enero, luego que vecinos indignados intentara linchar al violador.

Otra de las denuncias que más preocupa a la familia de las niñas, es que el hermano de Luis Guillermo Barbosa Araque, de 41 años, Jorge, llegó hasta el quinto piso del hospital donde se encuentra recluidas las menores y amenazó a las madres, quienes temen por sus vidas, debido a que no tienen ningún tipo de protección.  

El prontuario

EXTRA investigó sobre el pasado judicial de Luis Guillermo Barbosa Araque y descubrió que es electricista de profesión, que desde que inició a violar a las dos menores dejó de trabajar y rechazaba todo lo que le salía.

Fue descrito como un hombre agresivo, de hecho tiene denuncias hechas por su esposa y madre de una de las niñas, por violencia intrafamiliar, inasistencia alimentaria y una última realizada el 24 de enero de 2018 por acto sexual con menor de 14 años. Pese a esto, las autoridades no lo capturan, porque a su juicio el hombre no fue hallado en flagrancia, hecho que ha causado indignación por la ciudad. 

Lia Contreras

Redacción EXTRA Bogotá

Sección: