Homicidios en Medellín se están cometiendo con municiones de la Guardia Venezolana: fiscal

Sábado, Marzo 30, 2019 - 09:21

En el marco de una nueva ofensiva contra la criminalidad organizada en el Bajo Cauca Antioqueños y el sur de Córdoba, la Fiscalía reportó la captura de 111 integrantes del ‘Clan del Golfo, ‘Los Caparrapos’, en Eln, y disidencias de las Farc en la región.

Señaló el ente acusador que 32 de las detenciones son producto de órdenes judiciales obtenidas por la Fiscalía ante jueces de control de garantías y 79 corresponden a flagrancias, y que otros 38 fueron imputados por los delitos de fabricación, tráfico y porte de arma de fuego; 23 por homicidio, 22 por concierto para delinquir agravado, 15 por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; 5 por explotación ilícita de yacimiento minero; y 8 más por delitos como secuestro, terrorismo y reclutamiento forzado.

Según la Fiscalía, la estructura criminal más golpeada en esta ofensiva fue el ‘Clan del Golfo’, a la que le fueron detenidos 36 de sus presuntos integrantes; seguida por ‘Los Caparrapos’ con 29 capturados. Estas dos organizaciones ilegales perdieron a 10 de sus cabecillas financieros y armados.

Dentro de ese marco, el jefe del ente acusador, Néstor Humberto Martínez, denunció que las investigaciones de inteligencia permitieron corroborar que en esa zona se viene traficando con municiones que provenían desde Venezuela, que terminan en poder de estas estructuras ilegales, o en las de bandas criminales en la capital antioqueña.

Insistió que en Medellín, puntualmente en los cadáveres de varias de las víctimas de asesinatos se halló como rasgo característico común que tenían balas que son de uso exclusivo de la Guardia venezolana, surtido por la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares, Cavim.

“Esa munición tiene como registro el Cavim, que es la industria militar venezolana. Aparece el número de registro de las autoridades y fuerzas de Policía de Venezuela (…) esto lo hemos encontrado desde el punto de vista de estudios de balística, por ahora exclusivamente en la ciudad de Medellín”, señaló Martínez, quien además cuestionó lo que viene ocurriendo en la zona.

“Que Venezuela no sea solamente sea un santuario para cabecillas de las organizaciones criminales que allí se encuentran ubicadas, sino que tampoco tienen derecho a fomentar el crimen organizado en nuestro país a través de un tráfico ilícito de municiones y armas”, dijo el ficsal.

Sección: