La opulenta vida que llevaba Jenny Ambuila, capturada por red de corrupción en la DIAN

Foto: Facebook
Domingo, Marzo 31, 2019 - 06:53
Foto: Facebook
Foto: Facebook
Foto: Facebook
Foto: Facebook
Foto: Facebook
Foto: Facebook
Foto: Facebook

No solo era un Lamborghini avaluado en 300 mil dólares (unos mil millones de pesos), y estudios en las universidades más costosas de EE.UU., como la de Harvard: lo que había tras Jenny Ambuila, una de las cabecillas de la desmantelada red de corrupción en la DIAN, era mucho más.

La hija de Omar Ambuila, funcionario de la DIAN quien tenía un importante poder en el control en las cargas en Buenaventura, y que fuera capturado en el operativo, vivía en medio de una opulenta vida que incluía constantes viajes a Europa, cenas en los más ostentosos restaurantes, joyas, carteras y ropa de las mejores marcas, todo ganado con base en la ilegalidad.

Las autoridades no han logrado demostrar siquiera la legalidad de la adquisición de dicho Lamborghini. Más allá de eso en sus redes sociales se exhibe una vida llena de lujos, facto clave para que la Fiscalía pusiera al descubierto todo.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fjenny.ambuila%2Fvideos%2F10156736368628055%2F&show_text=0&width=560" width="560" height="315" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allowFullScreen="true"></iframe>

Fiestas en la playa, estadías en hoteles cinco estrellas, fotos en sitios emblemáticos del mundo como si se tratase de una multimillonaria mujer de mundo: eso reflejaba Ambuila en Facebook, también capturada por estos hechos. Incluso la joven fue ‘hasta el fin del mundo’, como se le conoce a la ciudad de Ushuaia.

Lo que se pregunta hoy la Fiscalía, y en lo que se basa la investigación, es cómo Ambuila y su padre pueden justificar la adquisición de todos esos bienes, de manera legal. Cabe recordar que por este hecho también fue capturada Elba Chará Gómez, madre y esposa de los ya mencionados, además de otros dos funcionarios del Puerto de Buenaventura.

Todas estas personas son acusadas de haber permitido el ingreso ilegal de toneladas de mercancía por el puerto Buenaventura, manipulando contenedores y alterando contenido, permitiendo que cruzaran sin control aduanero. Esta red de corrupción y contrabando habría constituido riqueza con lujos y excentricidades de manera ilegal: los funcionarios reportaban millonarios gastos, bienes y vehículos que no correspondían con su capacidad económica, lo que al final terminó delatándolos.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fjenny.ambuila%2Fvideos%2F10153455132503055%2F&show_text=0&width=476" width="476" height="476" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allowFullScreen="true"></iframe>

 

Sección: