La prueba que demostraría que chilena fue ultimada en Santander cuando su novio viajó allí

Foto: Pulzo
Jueves, Mayo 2, 2019 - 11:20

Una foto encontrada en el celular de Ilse Amory Ojeda, tomada sobre el mediodía del 31 de marzo, es la prueba clave con la que la Fiscalía pretende demostrar que la sargento (r) de la Policía chilena fue asesinada en el departamento de Santander.

En los detalles de la última audiencia revelados por ‘Vanguardia Liberal’, el ente acusador recalcó que esa también es la prueba que terminaría de reafirmar que Ojeda estaba con vida para la época, justo para la cual Juan Guillermo Valderrama, su novio, viajó al municipio de Rionegro, lugar donde se encontró el cuerpo de la chilena incinerado y sin vida, concretamente en la vereda Portachuelo.

Adicionalmente, la Fiscalía cuenta con videos de cámaras de seguridad que registraron el vehículo de Valderrama pasando por el peaje entre Bucaramanga y Rionegro, sobre las 11:35 de la mañana de aquel día, con rumbo hacia Rionegro, y también captaron el momento de su regreso a Bucaramanga, a la 1:20 de la tarde, antes de volver a dirigirse hacia Rionegro, una hora después, y ese mismo día, pero esta vez en compañía de un hombre.

La investigación presume que este enigmático sujeto es al que Valderrama le pagó 200.000 pesos para incinerar el cuerpo de Ojeda, diciéndole que se trataba de los restos de una vaca. El último registro de las cámaras data de las 3:08 de la tarde de ese mismo día, evidenciando a los dos hombres volviendo en ese mismo vehículo hacia Bucaramanga.

Con estas evidencias, sumadas a las muestras de sangre encontradas en la casa de Valderrama, y la evidencia de las transacciones financieras hechas por este último durante el tiempo en que se reportó la desaparición de Ojeda, y el hallazgo de su cadáver, la Fiscalía pretende demostrar que la Chilena fue asesinada en Santander, y pedirá una condena de 50 años de prisión contra el sindicado, por los delitos de desaparición forzosa y feminicidio agravado.

 

Sección: