Se han destruido más de 160 laboratorios para procesamiento de coca en Meta y Guaviare

Viernes, Agosto 28, 2020 - 07:11

Se han evitado la siembra de cultivos ilícitos en casi 6 mil hectáreas de terreno que corresponde aproximadamente a seis mil canchas de futbol. Terreno que se logró recuperar para evitar la deforestación.

Con el fortalecimiento de las operaciones militares de control territorial, por parte de las tropas de la Vigésima Segunda Brigada de Selva para contrarrestar el narcotráfico y evitar el aumento de la siembra de cultivos ilícitos, se logró ubicar en Puerto Valencia, municipio de El Retorno, Guaviare, un laboratorio para el procesamiento de base de coca. En el lugar, tres hombres fueron capturados por el delito de tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos.

En el momento en que las tropas identificaron la estructura de madera y techo de plástico de 60 metros cuadrados, notaron la presencia de estos sujetos que delinquían de manera clandestina al servicio del narcotráfico y del GAO-r Estructura Primera, por lo que de inmediato procedieron a su captura, cumpliendo con el debido proceso. Los hombres fueron movilizados vía aérea, hasta la capital del departamento.

Después de llegar a las instalaciones militares, los capturados fueron puestos a disposición de la Policía Antinarcóticos para continuar con el proceso de judicialización.

Al interior del laboratorio se encontró media tonelada de insumos sólidos, entre estos, pasta de base de coca en proceso y más de 400 galones de insumos líquidos, como hoja de coca picada y pasta base de coca en proceso. En el lugar, el material fue destruido, evitando así que continuará el procesamiento de la pasta base de coca y afectando las finanzas alias Mordisco, cabecilla principal de la Estructura Primera en aproximadamente 196 millones de pesos mensuales, correspondientes a la comercialización de 70 kilos de pasta base de coca que allí se producían en este periodo de tiempo.

Por otra parte, en zona rural del municipio de San José del Guaviare, específicamente en las veredas Caño Macusito, Tomachipán, Guanapalo y Charrasqueras, los soldados lograron ubicar seis semilleros, que contenían aproximadamente 213 mil plántulas de coca sembradas en tierra y con altura entre los 3 y 12 centímetros.

Estas plantas, luego harían parte de los cultivos ilícitos de este GAO-r, para lo cual sería necesario utilizar un terreno equivalente a 21 canchas de futbol, restando la posibilidad de incentivar la agricultura y las siembras legales, continuando la cadena del narcotráfico que tanto daño hace al desarrollo de la región y a sus ecosistemas naturales.

Después de ubicar este material, se procede de inmediato a su destrucción y revisión del área para continuar con las labores y compromisos por parte del Ejército Nacional, con el objetivo de contrarrestar las acciones delictivas y así mismo aportar al cuidado de la biodiversidad, a través del trabajo articulado con las autoridades civiles y ambientales.

«Durante este año, hemos obtenido resultados que contrarrestan los factores de inestabilidad en el departamento, mantenemos firme el compromiso contra el flagelo del narcotráfico y demás delitos que afecte el medioambiente. Con este nuevo resultado diezmamos al grupo armado organizado, en nombre de todos los soldados seguiremos trabajando por la seguridad y tranquilidad de los guaviarenses, nuestro propósito es afectar a las estructuras criminales en la región», señaló el coronel Héctor William Murillo Sánchez, comandante de la Vigésima Segunda Brigada de Selva.

Sección: