Tomaron decisiones: Lo que pasó con los dos policías implicados en el caso Javier Ordóñez

Suministrada.
Jueves, Septiembre 10, 2020 - 08:32

Luego de conocerse las cruentas imágenes de la muerte del abogado Javier Ordóñez, tras recibir fuertes descargas eléctricas con un arma tipo 'Taser', el comandante operativo de la Policía de Bogotá, Necton Lincon Borja, confirmó que los dos uniformados implicados en los hechos fueron apartados de sus funciones, mientras se investigan los hechos.

"La Policía Metropolitana, ante los hechos que han ocurrido en Engativá, ha tomado las siguientes determinaciones: Primero, suspender del servicio de vigilancia y pasar a actividades administrativas a los policiales que se encuentran inmersos en estos hechos denunciados", dijo Borja. 

"Segundo, la colaboración de la Fiscalía, para que por medio del CTI asuma la investigación correspondiente. Tercero, el acompañamiento a la familia con un grupo interdisciplinario especializado. Cuarto, la Policía garantizará total transparencia ante los hechos que se están denunciando y dejará que la investigación correspondiente avance", agregó el alto oficial. 

Por el momento, no se conocen las identidades de los uniformados que sometieron al hombre, quien al sentirse reducido y golpeado suplicó piedad, sin ser escuchado. Esta decisión de no revelar sus nombres fue 'combustible' para las protestas y desmanes que se efectuaron en diferentes puntos de la ciudad, y que dejaron cinco muertos. 

Y es que según la denuncia de uno de los amigos que estaba con Ordóñez, por una de las calles del sector de Santa Cecilia, luego de la brutal golpiza que habría recibido y de sufrir el 'Taser', al occiso se lo llevaron para el CAI de Villa Luz, en donde habría sido víctima de más agresiones, a juzgar por la denuncia. 

Cuando su situación se complicó, Javier fue trasladado a la Clínica Santa María del Lago, donde minutos después falleció como consecuencia de las heridas sufridas. En la tarde del miércoles, personal del CTI de la Fiscalía revisó las instalaciones del CAI, antes de que este fuera vandalizado. 

Sección: