A un año de su muerte, caso de María Andrea Cabrera sigue dejando varias incógnitas

Lunes, Febrero 4, 2019 - 12:24

El pasado 4 de febrero de 2018 hubo conmoción en el país tras conocerse algunos detalles que rodearon la muerte de María Andrea Cabrera Martínez, hija del general retirado del Ejército Fabricio Cabrera, tras salir de una fiesta en el norte de Bogotá.

Las versiones que dan amigos que estuvieron con ella el día de los hechos, y la del mismo general en retiro, no tienen punto de concordancia alguno. Cierto es que la Fundación Santa Fe, a donde llegó sin signos vitales, certificó su deceso, y Medicina Lgal ha insistido en que su muerte se produjo por una intoxicación, que pudo haber ocurrido en aquella reunión.

El abogado Jaime Granados, contratado por el oficial para tratar de esclarecerlo ocurrido, ha señalado que la familia espera la posición de la Fiscalía sobre si imputará o no cargos a varias de las personas que estaban con ella la noche de su deceso, varios de los cuales el mismo Cabrera adujo conocer personalmente,

"Se cumple un año de este hecho. La familia está esperando que, transcurrido un año, cuál es la posición de la Fiscalía, si va a imputar o no. Hemos encontrado que existen elementos probatorios que permiten estructurar que aquí hubo un homicidio de carácter criminal. No se trata de una muerte accidental", dijo Granados en entrevista con ‘La Fm’.

Así las cosas la hipótesis a la que apunta Granados es que varios de los hombres que acompañaban a Cabrera ese día le dieron una sustancia tóxica que la hizo sentir mal, y una vez se percataron de esto la abandonaron. "La dejaron botada en un apartamento y ellos reconocieron que sí habían consumido droga y le colocaron una sustancia a María Andrea. Esperamos que la Fiscalía, luego de un año, pues se pronuncie", añadió.

Finalmente, explicó que no ha habido un veredicto pronto en el caos, que ha demorado en su resolución, por dos motivos: el fiscal del caos se enfermó y la familia de la joven pidió el concepto de peritos internacionales en el caso.

"Quisimos tener una opinión científica independiente. Desafortunadamente, las muestras que nos entregaron y se remitieron a Estados Unidos fueron insuficientes y así lo certificó el laboratorio. Esto ha hecho que la Fiscalía se haya demorado con una conclusión", puntualizó.

Sección: