Un diablo: nuevos detalles de sacerdote que cayó en Boyacá y violaba 'en nombre de Dios'

Lunes, Septiembre 3, 2018 - 14:51

Hasta una residencia ubicada en cercanías al sector Pozo de Donato, norte de Tunja, llegaron investigadores de la Sijín y Policía de Vigilancia para hacer efectiva una orden de captura emanada por el Juzgado Promiscuo Municipal de Puerto Carreño, Vichada, en contra de un sacerdote identificado como Nelson Suárez.

Dentro de lo nuevo que se conoció en el marco de esta investigación, EXTRA estableció que Suárez había solicitado su urgente traslado de Puerto Carreño tras conocer que lo estaban investigando por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Según la investigación de la Sijín, Suárez aprovechaba su condición como sacerdote y docente de un internado en el corregimiento El Viento, de dicha localidad, donde se ganaba la confianza de los padres de familia, a quienes les pedía que les permitiera que los niños lo visitaran en la casa cural, donde supuestamente los ponía a ver pornografía, esto como rito de iniciación sexual, para luego cometer toda clase de vejámenes.

Afortunadamente, una de las víctimas puso en conocimiento el caso a sus padres de familia que procedieron a interponer la denuncia. Así las cosas, el sacerdote Suárez luego procedió a viajar hacía Tunja, en donde luego logró hacerse como ayudante del sacerdocio en Viracachá y Chivatá, y allí oficiaba en algunas ocasiones eucaristías.

Habitantes de los municipios en mención, en comunicación con EXTRA, lamentaron que ahora no se pueda confiar en los sacerdotes, pues como el caso de Suárez, desconocen qué pasará con los menores cuando son citados a las casas curales. Contra el sacerdote había denuncias de estos hechos desde el año 2016. “Estas personas son todos unos lobos con piel de oveja” indicaron los feligreses.

Se conoció que Suárez, tras su captura, fue trasladado a la cárcel de Ramiriquí, en donde espera resolver su situación judicial, además de esperan las acciones que iniciará la Iglesia Católica en su contra.

Redacción EXTRA Boyacá

Sección: