Una platina y tornillos: los nuevos hallazgos en caso de chilena asesinada en Colombia

Lunes, Abril 29, 2019 - 10:00

Siguen apareciendo nuevos detalles en el caso de la sargento (r) de la Policía de Chile, Ilse Amory Ojeda, cruelmente asesinada en Colombia, y cuyo cadáver fue hallado incinerado y con signos de violencia el pasado fin de semana en zona rural de Portachuelo en el municipio de Rionegro, Santander.

El principal sospechoso de haber, al menor ordenado su asesinato, sigue siendo su pareja sentimental, Juan Guillermo Valderrama: este lunes continuará la audiencia en el que le imputarán delitos por desaparición forzosa, al que podría sumársele el de homicidio agravado si se comprueba que fue él, quien finalmente asesinó a Ojeda, antes de ordenarle a alguien que quemara el cadáver, pensando que era el de una vaca.

De momento se ha confirmado el hallazgo de fluidos biológicos, que podrían ser de sangren, en la casa de Valderrama, que serán cotejados con los de la hermana de Ilse Amory, Alejandra Ojeda, y el cadáver hallado, que al parecer pertenecería a la chilena de 51 años, para establecer la identidad de la víctima y comprobar si fue el mismo Juan Guillermo quien materializó el crimen.

Además, en la misma zona donde se encontró el cadáver se halló un anillo y zapatos que pertenecerían a Ilse Amory, y se sumó en recientes horas la aparición de una platina y tornillos. Tal y como había relatado la familia de la víctima, estos le habían sido implantado en un brazo, por el problema de movilidad que tenía en dicha extremidad, lo que sería clave para comprobar la brutalidad del crimen.

A ello, hay que sumarle el elemento clave en la investigación: la cuota mensual de 1’200.000 pesos que le giraba Ojeda a Valderrama, y la aparición de un seguro de vida por 100 millones de pesos que días antes de su muerte, la chilena firmó para que, en caso que falleciera, se hiciera efectivo a favor de su pareja.

Sección: