Mortal imprudencia: Dos muertos y 13 contagiados en un 'inocente' asado [VIDEO]

Foto: Semana
Lunes, Agosto 17, 2020 - 12:30

En una entrevista de Salud Hernández-Mora para Semana, se puede escuchar el desgarrador  testimonio de Katherine Gómez González, allí se refleja el peor miedo que tienen muchos en estos tiempos de pandemia, el riesgo de contagiar a los seres más amados.

Katherine, quien se desempeña como coordinadora de servicios de una funeraria, relató a Salud Hernández-Mora —en la edición de este martes del programa ‘Al Ataque‘— cómo un asado familiar para celebrar un cumpleaños le arrebató a dos de sus familiares y dejó positivos a 13 más. 

“Estaban mis tíos, mis primos, mi mamá, mis hermanos. Había unas 20 personas”, cuenta. La ocasión era de felicidad. Un tío cumplía años y todos iban a verse a la casa de sus abuelos. Ese asado fue su desgracia. Muy poco después de tener ese momento de esparcimiento, en medio de la pandemia, su tío empezó a presentar una tos muy fuerte, lo cual llevó a que sus primos decidieran conducirlo de urgencias a un hospital, indicó a la periodista de Semana. 

"Mi tío se trasladó de un sitio a otro y en ese movimiento que realizó se mojó porque estaba lloviendo. No sabemos si fue el cambio de temperatura, pasar de estar cerca del asador a mojarse, lo que le causó la tos tan agresiva que le empezó. Fue una tos bastante acelerada, ruidosa, y mis primos decidieron llevarlo al hospital de urgencias. Él no quería ingresar, decía que si ingresaba no volvía a salir”, contó en la entrevista que registró Semana.

Su tío ingresó al centro asistencial el pasado 9 de julio. Desde ese momento sus familiares no lo pudieron volver a ver. Dos días más tarde les informaron de su fallecimiento. “El 11 de julio nos informan que mi tío había fallecido y que tienen sospechas de que fue covid. Le realizaron la prueba, pero hasta el momento de la velación nosotros no teníamos el resultado”, manifestó Gómez.

Posteriormente, relató que su abuelo, tras el duelo, empezó sentir decaimiento. “Él no presentaba sintomatología, pero sí empezó con decaimiento. Pensamos nosotros que fue más la pena moral por la pérdida de mi tío. Él empezó a empeorar y también lo ingresamos por urgencias. Ingresó por sospecha de covid: iba acelerado de respiración y tenía la saturación muy alta”, sostuvo.

Afirmó que su abuelo duró solo tres días hospitalizado. “Nos informaron por videollamada que ya se encontraba intubado y que probablemente no tenía posibilidades de vida. Posteriormente, falleció el 19 de julio. Nosotros le prestamos los servicios funerarios con la entidad que yo trabajo”, dijo.

"No pudimos generarle ningún servicio funerario, como la velación. Lo manejamos como una sospecha de covid y se llevó directo a cremación al Cementerio del Sur. Días después le entregué a mi abuela las cenizas”, añadió.

La joven dijo que el momento de entregar las cenizas a su abuela fue difícil. “Fue muy duro ingresar a mi casa con las cenizas de él en mis manos y esperando la reacción de mi abuela al verme. Cuando se las entregué, ella lloraba. Lo único me decía era que se había ido su viejo”, dijo.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/c22K8EUVOAw" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>

 

Sección: