Se pasaron todo por la 'faja': Incompetencia impide dar último adiós a muerta por COVID-19

Elaboración propia
Viernes, Marzo 5, 2021 - 11:43

Marilyn Pérez era una enfermera profesional y falleció el seis de julio de 2020 a causa del Coronavirus en la Clínica El Prado de Barranquilla. Su cuerpo fue entregado a la funeraria Jardines de la Eternidad, que debía darle cristiana sepultura.

Vale destacar que hubo confusión con tres cadáveres en el centro médico. Dos de ellos se entregaron a las familias equivocadas y fueron sepultados sin revisar las identidades de los sujetos en cuestión.

La Alcaldía de Barranquilla, por medio de la Secretaría de Salud abrió pliego de cargos contra la funeraria y el hospital para que respondieran por los presuntos errores humanos e incumplimientos de las orientaciones para la disposición, traslado y manejo final de cadáveres.

Otro detalle que preocupa radica en que, por disposición del Ministerio de Salud, los muertos por COVID-19 deben ser, preferiblemente cremados según el boletín de prensa No 152 de 2020.

El cadáver que reposaba en la tumba marcada con su nombre fue exhumado el tres de marzo por petición de la Corte Suprema de Justicia. El núcleo familiar afirma que los restos son de un sujeto opuesto.

 

Sección: