Junior, sin buen fútbol no puede existir ilusión: El fin no siempre justifica los medios

Miércoles, Octubre 28, 2020 - 14:35

He escuchado en múltiples ocasiones que el fin justifica los medios, y que al final un campeonato para un equipo de fútbol en cualquier rincón del planeta esconde los errores que pueda haber de fondo.

Junior es el actual súper bicampeón del fútbol colombiano, además ganó dos de las últimas tres ligas, trofeos que no son para nada despreciables si tomamos en cuenta que tuvo una sequía desde 2011 hasta 2017 sin levantar un campeonato a nivel nacional, sin embargo ese juego brillante, vistoso, que lo llevó a disputar la Copa Sudamericana en 2018 se ha ido desvaneciendo.

Salidas importantes como las de Rafa Pérez, Luis Nárvaez, Víctor Cantillo, Luis Díaz y Jarlan Barrera mermaron su gran rendimiento y que además bajo el mando de Julio Avelino Comesaña, un entrenador que su potenciar a cada uno de sus elementos hasta lograr un fútbol que maravilló en su época pero tristemente todo eso quedó atrás.

Es claro, que la ilusión del hincha para que el equipo del cual es aficionado triunfe siempre permanecerá intacta, pero se complica cuando no existe un plan de juego, una solidez defensiva y tampoco se ve un definidor que imprima miedo en los arcos rivales, es que dos de los mejores ‘9’ de Colombia están en Barranquilla pero increíblemente ninguno es titular, entonces algo no está funcionando.

Recuerdo mucho las palabras de papá cuando decía que no cualquier técnico podía dirigir al Junior, que el buen juego debe primar en el equipo de curramba y que por eso los entrenadores defensivos nunca fueron respaldados por la afición barranquillera.

Amaranto Perea, recibió esta papa caliente de dirigir a un grande del fútbol colombiano en su primera experiencia como entrenador y aunque no fue él quien armó el equipo sus variantes y planteamientos distan mucho de un equipo que pueda aspirar, por lo menos a un título local.

Sección: