¡De nuevo María Fernanda Cabal! Por este trino la reprocharon periodismo, y hasta uribismo

Domingo, Mayo 19, 2019 - 10:03

Revuelo volvió a causar en redes sociales María Fernanda Cabal: la congresista por el Centro Democrático, que no solo una, sino dos veces tildó de “vagos” a los estudiantes, ahora está en el ojo del huracán por el que se ha denominado un ataque a la prensa.

En concreto esta es la historia: Cabal publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en donde insinuó que Nicholas Casey, el autor del reportaje que salió en ‘The New York Times’, donde se hace referencia a la posible resurrección de los ‘Falsos Positivos’ en Colombia, habría recibido dinero por realizar dicho trabajo periodístico.

<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">Este es el “periodista” Nicholas Casey, que en 2016 estuvo de gira con las farc en la selva. <br>¿Cuánto le habrán pagado por este reportaje? ¿Y por el de ahora, contra el ejército de Colombia?  <a href="https://twitter.com/hashtag/CaseyEsFakeNews?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#CaseyEsFakeNews</a> <a href="https://t.co/EQdhqM2i1c">pic.twitter.com/EQdhqM2i1c</a></p>&mdash; María Fernanda Cabal (@MariaFdaCabal) <a href="https://twitter.com/MariaFdaCabal/status/1129791477851348992?ref_src=twsrc%5Etfw">18 de mayo de 2019</a></blockquote>
<script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

De inmediato, el popular rotativo norteamericano salió en defensa del comunicador y de la publicación, diciendo que el medio “no toma partido en ningún conflicto político en ninguna parte del mundo”, y que además cumplen con su deber de informar “de manera precisa e imparcial”.

<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr"><a href="https://twitter.com/nytimes?ref_src=twsrc%5Etfw">@nytimes</a> no toma partido en ningún conflicto político en ninguna parte del mundo. Informamos de manera precisa e imparcial. Lee nuestra respuesta completa. <a href="https://t.co/U421QJkcU9">pic.twitter.com/U421QJkcU9</a></p>&mdash; NYTimes Communications (@NYTimesPR) <a href="https://twitter.com/NYTimesPR/status/1129855453788348416?ref_src=twsrc%5Etfw">18 de mayo de 2019</a></blockquote>
<script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

Pero detrás de esta respuesta vino el reproche generalizado de la prensa colombiana por su comentario, algo subido de tono. Los periodistas Alberto Salcedo Rasmos y Luis Carlos Vélez la encararon en la misma red social por su ‘apunte’.

<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">Este comentario de <a href="https://twitter.com/MariaFdaCabal?ref_src=twsrc%5Etfw">@MariaFdaCabal</a> es totalmente reprobable. Ningún ataque a la prensa debe ser aprobado colectivamente. Una cosa es pedir ampliación de una información o controvertir y otra muy diferente es agredir <a href="https://twitter.com/hashtag/LaPrensaSeRespeta?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#LaPrensaSeRespeta</a> <a href="https://twitter.com/caseysjournal?ref_src=twsrc%5Etfw">@caseysjournal</a> <a href="https://twitter.com/nytimes?ref_src=twsrc%5Etfw">@nytimes</a> <a href="https://t.co/dt953kLCM1">https://t.co/dt953kLCM1</a></p>&mdash; Luis Carlos Vélez (@lcvelez) <a href="https://twitter.com/lcvelez/status/1129878259380969472?ref_src=twsrc%5Etfw">18 de mayo de 2019</a></blockquote>
<script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>
<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">Usted cree que al periodista le pagaron porque vive en un mundo donde nada tiene valor pero todo —hasta la vida— tiene precio. Que una fanática como usted dude del periodista es la mejor credencial que él podría tener</p>&mdash; Alberto Salcedo R (@SalcedoRamos) <a href="https://twitter.com/SalcedoRamos/status/1129813886201413632?ref_src=twsrc%5Etfw">18 de mayo de 2019</a></blockquote>
<script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

Incluso hasta la misma Claudia Gurisatti, señalada por muchos de mostrar su marcada inclinación hacia el uribismo, al punto de recalcarle cierto fanatismo por dicha tendencia, reprochó el mensaje al respecto, y hasta pidió que el debate sobre el artículo se lleve a un nivel más argumental.

<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">Esto es exactamente lo que no es correcto y agrede la libertad de prensa. Puede tener su opinión respecto a la información y su enfoque, puede preguntarse por el sustento de esa información cómo legítimamente lo ha hecho <a href="https://twitter.com/lcvelez?ref_src=twsrc%5Etfw">@lcvelez</a>, pero insinuar que un grupo le pagó irrespeta. <a href="https://t.co/wovBuJ2TPb">https://t.co/wovBuJ2TPb</a></p>&mdash; Claudia Gurisatti (@CGurisattiNTN24) <a href="https://twitter.com/CGurisattiNTN24/status/1129839480062566400?ref_src=twsrc%5Etfw">18 de mayo de 2019</a></blockquote>
<script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>
<blockquote class="twitter-tweet" data-lang="es"><p lang="es" dir="ltr">Qué tal el grado de irrespeto que ha generado el bendito artículo del NYT! Será que podemos hacer análisis de la información que contiene, de la manera en que se muestran los hechos, cuestionar o aplaudir sus deducciones pero sin semejante avalancha ataques? Twitter argumental.</p>&mdash; Claudia Gurisatti (@CGurisattiNTN24) <a href="https://twitter.com/CGurisattiNTN24/status/1129841045066457088?ref_src=twsrc%5Etfw">18 de mayo de 2019</a></blockquote>
<script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

 

Sección: