'Tutelatón' en favor del expresidente Álvaro Uribe avanza en la Corte Suprema

Suministrada.
Martes, Agosto 18, 2020 - 14:58

La 'tutelatón' promovida por miembros del partido Centro Democrático, en contra de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de dictar medida de aseguramiento contra el expresidente y hoy senador, Álvaro Uribe Vélez, parece ser un éxito.

Se conoció este martes que ya son más de 270 acciones de tutela las que han sido radicadas ante el alto tribunal, por personas afines al exjefe de Estado, quien afronta cargos por fraude procesal y manipulación de testigos.

Para dar respuesta, la Corte tiene un plazo de 48 horas para responderlas, aunque podría fallada por cualquier juez en las próximas dos semanas, según indicaron expertos juristas. 

Aunque hay quienes que en este caso, y como la defensa de Uribe no presentó el recurso de reposición, tras la decisión de la Corte Suprema, la tutela no sería el mecanismo viable para exigir la libertad del hoy congresista.

"No es el mecanismo idóneo y es un desgaste para la administración de justicia y mucho más en estos momentos", indicó el abogado de Uribe Vélez, Jaime Granados, quien pese a ello respeta la voluntad de los simpatizantes del expresidente.

No es la primera vez que se acude a este mecanismo para ejercer apoyo en favor de algún político o gobernante. En 2013, cientos de ciudadanos radicaron acciones de tutela contra la decisión de la Procuraduría de destituir e inhabilitar por 15 años al exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

En ese entonces, el hoy senador fue sancionado por irregularidades en la reforma del sistema de recolección de basura de la capital de la República. En total fueron cerca de 1.500 radicaciones, que buscaban -la mayría- el respeto a su elección.

Se calcula que al terminar la semana el número de tutelas en favor de Uribe Vélez supere las de Petro. En gran parte de ellas, el argumento jurídico que más se esgrime es el de la vulneración de la representación al 'derecho a elegir'.

Una de las estrategias es también alegar otras razones para la defensa de derechos fundamentales, por lo que la Corte Suprema deberá verse obligada a agruparlas de acuerdo con las razones expuestas, lo que ralentiza el proceso.

Sección: