“El hombre que merece el Nobel es Uribe”: The Wall Street Journal

Sábado, Octubre 8, 2016 - 16:37

Este sábado el Wall Street Journal publicó una editorial en la que asegura que el premio Nobel de Paz, que se anunció este viernes en Oslo, no es "merecido", y que debió haber sido entregado al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Según el diario norteamericano, el premio Nobel es un premio entregado "a campeones de la falsa paz y las buenas intenciones ingenuas" como Santos, que intentó realizar un acuerdo de 297 páginas aplaudido mundialmente y que fue especificado por el Comité Noruego del Nobel como uno de los motivos para el premio.

"Pero los colombianos pensaron otra cosa, y con buenos motivos", asegura el editorial, que considera que la victoria del "no" en el plebiscito del pasado domingo fue una forma de los electores para rechazar un acuerdo que daba paz, pero no justicia.

Según la posición del diario, es mejor hacer el mundo más seguro por la vía de las armas que las “buenas intenciones ingenuas” que a la larga tengan peores consecuencias, así como la retirada de Barack Obama del Medio Oriente  que “condujo a la aparición del Estado Islámico”.

"El hombre que merece el premio es [Álvaro] Uribe, cuya campaña contra las Farc hizo la vida más segura para millones de colombianos", indica la publicación, que lo comparó con "verdaderos hombres de paz" como el primer ministro británico en la Segunda Guerra Mundial Winston Churchill y el expresidente norteamericano Ronald Reagan, en cuyo mandato se debilitó la Unión Soviética.

El diario americano ha sido un crítico del proceso de paz: una columna en mayo de 2016  comparó a Santos con Hugo Chávez, otra editorial afirmó tras la firma del acuerdo de La Habana el 24 de agosto que se trataba de un acuerdo "humillante", y otra columnista aseguró el 25 de septiembre que los colombianos estaban molestos con la "obsesión" de Santos con firmar la paz.

La derrota de la que habla The Wall Street Journal es un sometimiento militar, por la vía de las armas, como lo intentó el expresidente Álvaro Uribe en sus ocho años de gobierno. “Colombia lo estaba haciendo bien antes del proceso de paz”, asegura el editorial.

 “Esa es una lección perdida en las almas bienintencionadas de Oslo, que creen que la paz que disfrutan ha sido ganada a punta de buena voluntad”, concluye el editorial.

Sección: